......reflexiones y desvaríos de un desarrollador de software..........

10 enero 2006

Reflexiones postapocalípticas

Ya pasaron las Navidades. Los que me conocen saben que no son unas fechas que me gusten demasiado, y me resultan deprimentes en la mayoría de los casos. Hace algunos años, dándole vueltas a mi cabeza pensando el porqué no podía ser como los demás y no pensar siempre negativamente, saqué una conclusión; realmente no me deprimen las Navidades por si mismas, lo que pasa es que tampoco me alegran. Quiero decir que yo sigo siendo el mismo, con los mismos problemas, realidades de mierda, y mi visión marrón del mundo que habitamos. Las Navidades no resultan ser, para mí, un motivo de alegría "porque sí". Todo sigue igual. La gente por la calle sonriente, esos putos villancicos, esas falsas felicitaciones de Navidad, repitiendo una y otra vez "se feliz, se feliz, debes ser feliz, todo el mundo lo es en estas fechas". Cuando tu no eres más feliz, te sientes un bicho raro, envidias a la gente que lo es, y eso te hace hundirte más en tus propios pensamientos repitiéndote siempre la misma pregunta, ¿por qué no eres capaz de disfrutar de estas fechas como todos los demás?, llegando a odiar las mismas, a la gente que las disfruta, y a ti mismo por ser como eres, y con la impotencia de no poder cambiar.

Creo que ese el motivo por el cual no me gustan las Navidades. Cuando comprendí esto, dejé de darle vueltas a la cabeza, la llegada de las mismas me resulta más llevadera, hasta el punto de ser casi inocua. Es una posición de respeto mutuo; yo no critico la hipocresía, consumismo, falsedad, etc, y por consecuencia directa, no me atormento con mis rarezas. Trato de apartarme de todo lo que tenga lucecitas, o suene como un enano gangoso cantando, y contesto a las felicitaciones con educación, para así seguir como si nada hubiera cambiado, que es como siempre me he sentido, pero esta vez, sin preocuparme de que sea así, de porqué es así, y de intentar ser lo que no soy.

Aun habiendo pensado mucho sobre ello, no llego a comprender porque soy de esta manera, puede que yo tenga razón y el mundo se equivoque, o que simplemente sea un amargado y me guste tocar las pelotas, o como dice mi novia, que sea un anti-todo. Pero si que saco una conclusión positiva, y es que creo, que más importante que saber el porqué, es el comprender que cada uno es como es y que es mejor aceptarse como tal, sin darle mas vueltas, y mientras no se perjudique al prójimo no forzar un cambio de personalidad que posiblemente resulte contraproducente.

Bueno, menudo tostón que os he soltado, pero para eso estamos, ¿no?. Yo me voy a seguir jugando con el volante "Logitech Driving Force Pro" que me ha regalado mi novia (que con este regalo asciende a la categoría de diosa suprema, y me convierte en la envidia de todos los novios)…que pasa, a todos nos gustan los regalos.

Salu2.Tr0Y

1 Comentarios:

Blogger MaY dice...

Materialista de los cataplines..... 8P.... habrá que liar alguna un día de estos....

10 enero, 2006 13:38

 

Publicar un comentario

<< Home