......reflexiones y desvaríos de un desarrollador de software..........

23 mayo 2006

De oca en oca

Tanto tiempo sin escribir, ¿Qué le habrá pasado a este hombre? Os preguntareis…..¿como que no?, ¿no me habéis echado de menos?......... cabrones. Me da igual, yo os lo cuento de todas formas.
De oca en oca y tiro porque me toca, o de empresa en empresa y a ver que pasa, porque ya no me fío. Como lo oís, he vuelto a cambiar de empresa, que no de currelo. Sigo siendo programador, pero ahora le ha tocado el turno a Java, y más concretamente a sus vertientes web. ¿Qué será lo siguiente? ya solo me queda Cobol o Ensamblador, pero al tiempo.
En post anteriores ya había escrito sobre mi situación en mi anterior empresa, la cual no era demasiado esperanzadora, por utilizar palabras biensonantes. Pues resulta que me llamó un amigo que ha sido compañero, excompañero y ahora compañero de trabajo de nuevo, y me comentó que en su empresa estaban buscando una persona y que yo encajaba con el perfil (alto, narigudo y cabezón no joder!! programador junior……cabrones otra vez), y si estaría interesado en hacer una entrevista, a lo que yo accedí.
La primera entrevista fue un martes. La típica entrevista en la que le cuentas tu vida al entrevistador, omitiendo eso sí los momentos tristes, y con alguna preguntilla técnica facilona.
La segunda fue el jueves siguiente. En esta me comunicaron que estaban interesados en mí, y me pusieron una suculenta oferta sobre la mesa (suculenta siempre en comparación a mi anterior contrato). Aquella misma noche llamé a mi amigo, mi topo, y le pedí que me pusiera al corriente de todos los “trapos sucios”, y “patadas en las pelotas” que un trabajador de esta empresa podría recibir al ejercer su función en la misma. Me puso al día, y esa noche consulté con la almohada… “bueno, hay cosas buenas y malas, como en todos sitios supongo….mmmmm, no se, no se…..que coño, que lo malo también lo tengo en la empresa en la que estoy ahora, pero con la diferencia de que no tengo lo bueno que me ofrecen en la nueva!”.
Así que no hubo mucho para la reflexión, y el mismo viernes se lo comuniqué al director administrativo, UnpresntableMan a partir de ahora, del que hasta ese preciso momento fue mi lugar de trabajo. Al referirte con la palabra hacia alguien que te ha estado ninguneando durante un año, una persona que se aprovecha de que haya montones de jóvenes con dificultades a la hora de encontrar trabajo para poder decir…”¿no aceptas estas condiciones? muy bien, que pase el siguiente”, y soltarle que no encajas en una empresa en la que se valoran aptitudes que no tengo ni quiero tener (el meticuloso arte de meter la lengua en culos ajenos, y en el propio si te lo piden), que en su empresa no encontraré la madurez profesional (viendo que los inmediatos subordinados del gerente, ManOnTheMoon a partir de ahora, responsables de diferentes áreas de la empresa, son unos ineptos totales) , que la experiencia que ganaría en esta empresa no me servirá casi en absoluto en otras en caso de que decidan “prescindir de mis servicios” como ya hicieron hace poco con una compañera (esta puta mierda de pseudo-tecnología no será usada jamás por nadie que no tenga su sueldo supeditado a las opiniones que ManOnTheMoon tenga sobre él)…..buff….el poder decir esto de una manera educada a la cara de alguien así y ver como su rostro va cambiando de color, es algo muy satisfactorio. Es como ganar una pequeña batalla a la injusticia que estos avaros personajes practican. Se que al día siguiente ya no se acordarían de mí, y que ahora seguirán por el mismo camino que tanto dinero y desprecios les aporta.

Si, si, al día siguiente he dicho, y lo he hecho de forma literal. El contiguo día laboral fue martes (coincidió con el puente del 1 de mayo), y nada más llegar a la oficina pensando en las dos semanas que me quedaban por delante, me intenté loguear en mi ventanucos 2000 pero…….”No existe el usuario”……temí lo peor. Me acerqué al departamento de sistemas y mientras un compañero me decía que no sabe que ha podido pasar, UnpresntableMan me cita a su despacho.
-“Bueno Tr0Y. Desde aquí queremos acelerar el proceso de tu marcha. Creemos que es lo mejor para las dos partes.- (“Seguramente, del huevo izquierdo y del derecho de ManOnTheMoon” pensé. Seguro que han pensado mucho en “mi parte” a la hora de tomar esta decisión).
-Estás desarrollando producto.- continuó ImpresentableMan. – y sería algo extraño que estuvieras aquí otras dos semanas. Además ya sabes que ManOnTheMoon esta muy preocupado de posibles filtraciones de “conocimiento” fuera de esta empresa, porque lo que estamos desarrollando es algo pionero, y no queremos que nada salga “al exterior”.
En aquel momento me acordé, cuando de pequeño jugaba con aquel juego en el que piezas de colores y formas entraban cada una por su sitio en un pequeño cubo contenedor, pero yo trataba de meter a hostias el cilindro azul por el agujero del triángulo –“¡¡¡entra maldito!!!”. En aquel momento, mi cerebro era el cubo contenedor, mi lógica racional era el agujero triangular, y lo que me acaban de soltar, el jodido cilindro azul.
Pasados unos largos segundos, el cilindro acabó entrando, pero claro, con los consecuentes efectos secundarios. Se me quedó tal cara de gilipollas con el esfuerzo que sin yo decir nada, UnpresntableMan me dijo…
-“Bueno Tr0Y, ya sabes, cosas de ManOnTheMoon”
Me lo imaginaba, la verdad, porque si es verdad que el nombre describe a UnpresntableMan, pero al menos vive en las mismas latitudes que el resto de los humanos. En cuanto a ManOnTheMoon, bueno, el simplemente vive.

Una despedida mala y apresurada de algunos de mis ya excompañeros, pero siempre amigos, y a la hora de comer ya estaba en mi casa ojeando en mi ordenador los ficheros de código de los proyectos en los que trabajaba en la empresa de ManOnTheMoon, sus secretos mejor guardados, su “conocimiento”. Hay que ver que cantidad de ficheros te deja adjuntar Gmail. Los había enviado hacía un mes porque me gusta mantener el código que escribo, aunque luego nunca lo vuelvo a mirar, es una manía.
Después acomodar los ficheros en mi disco duro llamé a la nueva empresa para comunicarles mi decisión, y aproveché para decirles la nueva situación en la que me encontraba. A la persona con la que hablé parece que se le hizo el culo agüita de limón, porque necesitaban gente de manera urgente, y acordamos mi incorporación para el jueves de esa semana. El día siguiente fui un desempleado más, y el jueves me incorporé a la que a día de hoy, es la empresa en la que trabajo. En una semana mi vida laboral ha dado un giro tremendo. Me duró varios días el mareo.
De momento me va bien, pero como he dicho antes, no me fío. Casi siempre que me dejo llevar por el optimismo me doy la peor de las hostias, supongo que porque cuando no se cumplen mis expectativas es una decepción tras otra, así que prefiero pensar negativamente y cuando algo no sale mal, me llevo una alegría (100% Tr0Y). ¿Será esto madurar?...pues vaya mierda.


Salu2.Tr0Y

1 Comentarios:

Blogger MaY dice...

Que grande, tío.... Enorme! Sobre todo la referencia a Gmail. Que descojono yo aqui solito en J&J... Ya te contaré..

24 mayo, 2006 08:55

 

Publicar un comentario

<< Home