......reflexiones y desvaríos de un desarrollador de software..........

29 junio 2006

Coducción colérica

Me levanto por la mañana, como si no hubiera dormido ni dos horas, aunque haya dormido 10, da lo mismo, siempre es igual. Desayunar, vestirse y a la calle. -“¡Mierda!, esta lloviendo. Seguro que hay lío en la autopista”-. Subo al coche y pongo esa frecuencia de radio en la que se emite un conocido programa en el cual hablan del estado de las carreteras, ese que provoca que veamos un montón de coches con lacitos naranjas en las antenas de los mismos (viva la publicidad gratuita). -“ ’Bisbalin del Ibiza amarillo’ nos cuenta por sms que ha ocurrido un accidente de dos camiones a la altura de Rontegi sentido Derio que colapsa la A8 hasta el nudo de Gallarta”- dice el animado presentador, como si estuviera dando la noticia de la vuelta de las tropas estadounidenses de Irak, o de la captura de George W.Bush por una tribu de aduladores de la flagelación anal. Aborrezco este programa. No es por ofender a nadie, pero un programa que me pone el día 15 de Enero una canción que reza….”Adelante sí sí, a la fiesta boom boom, to the left, to the rigth”….no es santo de mi devoción, al que le guste, pues “adelante boom boom”. No conozco ningún otro programa de radio en el que te informen del trafico (se aceptan sugerencias), así que no me queda otra que ponerlo si quiero saber lo que se cuece.

Pudiera ser que mi odio hacia este programa radiofónico se deba más al contexto que al contenido. Me refiero a que ha siempre que lo escucho es porque estoy metido en un atasco, yendo al trabajo y haciendo verdaderos esfuerzos por aguantar las cabezadas. No es el mejor momento para coger aprecio a nada. Más bien todo lo contrario, y esto es algo sobre lo que he estado pensando, y es el porque de este post.
Yo me considero una persona tranquila y pacífica. Pero cuando me subo a un coche y conduzco por un sitio con tráfico, me transformo y me vuelvo alguien agresivo, intolerante, hipócrita…. Yo soy uno de esos cabrones que se pasa toda una cola de coches y en el último momento se mete en el carril de la cola, y ¿Por qué digo que soy un cabrón? Porque cuando estoy yo en la cola y veo a otro conductor que se hace esto pienso “mira que cabrón”, y esto también explica lo de hipócrita. Soy totalmente crítico con cualquier incorrección de otro conductor, por pequeña que sea, aunque a mí no me perjudique directamente, llegando a discutir desde el coche con otro conductor –“¿Que tenías prioridad?...un jodido perro moribundo tiene prioridad sobre ti en la carretera capullo”. Y esto es algo que odio, odio la intolerancia y el critiqueo. Es duro a la vez de interesante, darse cuenta de que en ocasiones uno mismo puede realizar acciones que antes ha criticado y criticará. Pero esto tiene algo bueno si te das cuenta de ello, porque te enseña a ser más cauteloso a la hora de juzgar a nadie por algo, porque te hace ser más comprensivo al pensar que tal vez mañana seas tu quien cometa un error.

La carretera, los atascos, y los malos hábitos de los conductores sacan lo peor de mí. Supongo que es porque soy humano, y todos tenemos en mayor o en menor medida muchos de estos defectos, y ante una situación de estrés, estos se acentúan. Seguramente, alguno se sentirá identificado con lo que escribo, porque sinceramente no creo que mi caso sea aislado, más bien todo lo contrario. Esto es algo contagioso. La conducción colérica parece una válvula de escape de toda la mala leche y tensión que vamos acumulando a lo largo del día. Es muy fácil descargar tu ira desde la seguridad de tu coche sobre alguien con quien te cruzas en la carretera y que en la inmensa mayoría de los casos, jamás te volverás a cruzar, en 2 minutos ya se esta a kilómetros de distancia, es algo totalmente cobarde, lo sé. Cuantas veces hemos visto a gente muy acalorada dentro de su coche, pero que al parar, los humos bajan más rápido que una erección tras ver a Carmen de Mairena acariciarse un pezón. Es la condición humana la que nos define así, además de esta sociedad y cultura del “cagaprisas”, de la cual por mucho que quiera disociarme, solo puedo aceptar lo que soy, un animal imperfecto. Solo hay que mirar a la gente caminar por la Gran Vía de Bilbao, todo el mundo va a toda ostia, aunque vayan a tomarse un café. Yo soy igual, soy el típico con el que vas andando y va aumentando el ritmo poco a poco, aunque no tenga ninguna prisa (esto ultimo es raro, porque siempre voy con el tiempo justo a todos lados).

Conductor colérico, al igual que yo, haz una reflexión sobre lo que escribo y hagamos de las carreteras un lugar más cívico y moral. Recordad lo que decían en aquel capitulo de los Simpsons de donde he sacado el titulo.

“Deja tu furia asesina en el lugar que le corresponde……..tu hogar”


Salu2.Tr0Y

2 Comentarios:

Blogger MaY dice...

La receta es:

Carmageddon

Y no veas que "relas". Te quedas fiiiino, fino... 8P

03 julio, 2006 21:28

 
Blogger Fernando dice...

a mi me pasa lo mismo, por eso buscaba informacion sobre mi problema.

16 julio, 2010 23:37

 

Publicar un comentario

<< Home